22 de junio de 2023

El método GUK: Así ayudamos a empresas industriales a conseguir objetivos de negocio

En GUK llevamos más de diez años ayudando a empresas industriales a conseguir resultados de negocio a través de la comunicación. Eso nos ha permitido perfeccionar nuestros servicios como partners, y afinar un método propio para diseñar estrategias que atiendan a las necesidades de nuestros clientes en la era digital. Hoy te contamos cómo lo hacemos:

Tomar contacto

Las empresas del sector industrial tienden a presentar propuestas de valor complejas, ligadas a procesos de producción o implementación en los que la tecnología y el conocimiento técnico permiten marcar una necesaria diferencia competitiva en un entorno globalizado y digital. A esto se suma que trabajan en entornos complicados y mercados inciertos, por lo general con ciclos de compra dilatados en el tiempo y llenos de particularidades. Para GUK es esencial entender bien estos dos aspectos antes de aportar soluciones adaptadas a las necesidades de nuestros clientes y que den resultados reales.

Por eso, lo primero que necesitamos llevar a cabo como partners de comunicación de una de estas compañías es tomar contacto con la realidad de su negocio. Tenemos que conocer a fondo sus productos y sus servicios, sus procesos comerciales, su visión única sobre el sector y sus valores, definir sus mercados e identificar a la competencia. Y, sobre todo, querremos alinearnos con sus objetivos de negocio, porque es donde vamos impactar siempre con todo lo que propongamos llevar a cabo más adelante.

Medir y fijar objetivos

Una vez alineados, toca tomar el pulso a la empresa y al sector en nuestros propios términos. Mediremos la actividad digital de la compañía y la de sus competidores y lo documentaremos en un benchmark de comunicación digital. Nos fijaremos en aspectos como el posicionamiento en buscadores, la publicidad digital de pago que lleve a cabo tanto la compañía como sus competidores, los contenidos publicados, la presencia en medios y la actividad en redes sociales.

Esto nos va a permitir recabar una información clave para más adelante trazar una estrategia que marque la diferencia, tanto porque aproveche tácticas que brillen por su ausencia en el sector como porque plantee medidas que compitan y destaquen sobre otras prácticas de marketing de la competencia.

Los objetivos tienen que suponer también el punto de partida de una sólida estrategia, por lo que definiremos metas siguiendo el principio SMART (específicos, medibles, realistas, relevantes y fijados en el tiempo) y estableceremos medidores y rutinas para hacer un correcto seguimiento de ellas.

Co-crear activos estratégicos

Antes de ponernos a diseñar el plan de marketing, querremos allanar el terreno creando unos activos estratégicos que nos ayuden a tomar decisiones de comunicación en el futuro: los Buyer Personas representarán agentes relevantes en la toma de decisiones de compra de los mercados señalados; los Topic Clusters (o áreas temáticas) representarán esas zonas de interés a través de las cuáles podremos atraer a dichos Buyer Personas con contenidos de valor; un Estudio de Palabras Clave nos permitirá entender los términos de búsqueda hacia los que tienen que apuntar dichos contenidos; el MQL (Lead Calificado por Marketing) nos ayudará a identificar todos aquellos contactos que vayamos a generar que presenten las características y la madurez suficiente como para ser contactados comercialmente.

Pero aunque nos encantaría, no podemos generar estos activos solos. Para elaborarlos necesitamos de la intervención de ciertos perfiles en nuestro cliente, sobre todo aquellos que tienen un papel relevante en la comunicación y en las ventas. Esta información la obtendremos y cotejaremos de la manera más compatible con la agenda de dichas personas, ya sea en un taller presencial, en formularios digitales o en una llamada.

Planificar y ejecutar

Ahora solo queda diseñar la estrategia, un conjunto de tácticas en unos canales seleccionados con unos objetivos determinados. La mezcla de prácticas de Inbound Marketing, Paid Media, redes sociales, relaciones públicas, Email Marketing o ABM la elaboraremos a partir de todo el conocimiento y activos estratégicos que hemos recabado hasta ahora, así como de las necesidades y objetivos concretos que deriven de la estrategia trazada.

Y una vez definido lo que haremos, determinaremos el cuándo. Esto lo plasmaremos en un calendario que sitúe cronológicamente todas y cada una de las acciones de comunicación que llevaremos a cabo.

La tarea no se limitará a poner en práctica estas acciones: querremos medir sus resultados con una periodicidad recurrente, lo que nos permitirá tomar decisiones educadas para optimizar el proyecto, revisar su impacto en el negocio generado para la compañía y presentarlo de manera clara y veraz.


En GUK queremos convertirnos en el partner de comunicación y marketing que ayude a tu empresa industrial a convertir su ecosistema digital en un aliado estratégico de captación de negocio.

GUK BLOG

¿Hablamos?

    Hola,

    Me llamo

    y mi e-mail de contacto es

    Por qué me pongo en contacto con vosotros:

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican las Condiciones de servicio y la Política de privacidad de Google.